lunes, 15 de octubre de 2012

Eventual ataque terrorista al ducto de Camisea afectaría drásticamente a la economía


Primero fue el secuestro de 36 trabajadores de la empresa Transportadora de Gas del Perú (TGP) en la localidad de Kepashiato (Cusco), en abril pasado. Luego fue el reciente ataque narcoterrorista, liderado por el camarada ‘Alipio’, en la provincia cusqueña de la Convención, donde se destruyeron tres helicópteros en el aeródromo de Kiteni.

Tras estos ataques la atención parece centrarse en el corazón energético del país: el ducto del gas de Camisea, que hoy abastece el 40% de la energía, y que podría afectar el suministro de energía eléctrica en todo el Perú, lo cual, evidentemente, frenaría el crecimiento económico de los últimos años.
Para el ex ministro de Energía y Minas Carlos Herrera Descalzi este atentado “sería un golpe muy duro para la economía del país”. “Un corte violento de gas y una parada violenta de las centrales térmicas, el primer efecto sería un apagón general porque las protecciones no creo que puedan rechazar la carga lo suficientemente rápido para evitar el apagón general”, señaló en el reportaje elaborado por el programa Cuarto Poder.
Por su parte la analista Cecilia Blume sostuvo que “sería muy peligroso que hubiera algún problema con el ducto del gas”, ya que “todos necesitamos de este gas para generar energía eléctrica”.
Asimismo criticó las recientes declaraciones del primer ministro, Juan Jiménez, quien pidió “no hacer una novela” del atentado en el aeródromo de Kiteni. Como se recuerda, tras ofrecer disculpas, el presidente del Consejo de Ministros anunció la creación de diez bases militares antisubversivas en la zona para proteger el gasoducto.
Finalmente Herrera Descalzi pidió prestarle atención a otros proyectos para evitar el apagón, como la central de Inambari. Explicó que otra alternativa sería el sistema de transporte andino del sur, a cargo del consorcio Kuntur, que podría servir no solo como el sistema de transporte de gas para el Sur, sino como una fuente de reserva para el ducto del Centro.
Sin embargo otro factor a tomar en cuenta que es revelado en el reportaje es que, tal como lo denuncia el alcalde de Kiteni, Hugo Chávez, la población de la zona se encuentra con miedo ante los continuos ataques terroristas. El Consorcio Camisea también ha dispuesto el traslado de trabajadores hacia Quillabamba por falta de seguridad.