sábado, 27 de octubre de 2012

Los rostros de la tragedia: reportero y policías vienen recuperándose de golpiza


Cynthia Campos y Edson Tinoco
En medio del peligro y de la trifulca, jamás soltó su cámara. La protegía con su cuerpo mientras la desquiciada turba intentaba arrebatársela. Al no lograr su cometido, empezaron a golpearlo salvajemente. Lo que Luis García Barahona, reportero de TV Perú, guardaba en ella los comprometía: las imágenes de los precisos instantes en que la turba atacaba al suboficial Percy Huamancaja, lo hacían caer de su yegua y ya en el suelo lo golpearon con rocas en la cabeza, salvajemente. Los rostros de los culpables estaban en esa cámara que no lograron arrebatarle. 
Acción valerosa
"Pero en un momento, al ver eso, dejé mi cámara a un lado para ayudar al policía que estaba siendo golpeado en el suelo. Un colega de otro canal y yo. Los dos gritábamos para que lo soltaran y después lo empezamos a jalar para sacarlo de allí", cuenta ahora Luis García, de 40 años, desde la clínica Maison de Santé, del Centro de Lima. En un momento, perdió de vista a su colega y la turba lo atacó, lo arrinconó y de una patada lo tumbaron sobre el parabrisas de un auto. Cuando se dio cuenta, su oreja derecha sangraba: estaba colgando.
Mi hermano –cuenta Miriam García– pidió a los médicos que por favor le cosieran la oreja, pero estos le dijeron que era muy complicado. 
Ante su insistencia lo hicieron, pero ahora la familia está rezando para que una infección no le arrebate el 80% de la oreja que se encuentra comprometido producto de la golpiza. 
Su acción, de otro lado, no será olvidada. "No podíamos quedarnos solo en registrar la información. Es el lado humano que sale en este tipo de situaciones", dice García, quien recibió la visita de sus amigos y familia que llegaron hasta la clínica para felicitarlo por su valerosa acción.
El suboficial al que ayudó se encuentra, igualmente, estable, aunque su diagnóstico es el más complejo de los 93 efectivos que resultaron heridos: traumatismo encéfalo craneano con fractura de hueso occipital, fractura de la falange proximal del segundo dedo de la mano izquierda y fractura de la tibia de la pierna derecha. El efectivo del orden aún permanece internado en la sala de Trauma Shock del nosocomio.
Siete internados
El ministro del Interior, Wilfredo Pedraza Sierra, visitó a los policías que resultaron heridos en los hechos de violencia.  De los 93 policías que recibieron heridas múltiples producto de los actos vandálicos, siete todavía permanecen internados en el hospital de Sanidad, ubicado en la cuadra 26 de la avenida Brasil, en Jesús María. 
Ellos fueron identificados como el suboficial de tercera César Martínez Santa Cruz (25), el suboficial de primera Armando Morales Brenis (49), el suboficial de tercera Santiago Espinoza Lozano (22), el suboficial de tercera Manuel Malpartida Livia (26), el suboficial de primera Edson Taipe Medina (40), la suboficial de primera Rosa Luz Oyola Carrillo (31). En su mayoría, las lesiones que presentan son traumatismos craneanos y policontusiones, aunque se espera una pronta recuperación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario