martes, 18 de diciembre de 2012

El 37.4% de peruanos carece de seguro


Gobierno planea subastar las licencias del conglomerado de medios de comunicación más grande del país rioplatense.
Golpe a la libertad de prensa se gesta mediante una ley de medios que impediría la presentación de medidas cautelares.
Ahogada por la andanada de críticas contra su desastroso gobierno, Cristina Fernández Vda. de Kirchner inició una gesta repudiable contra la libertad de prensa y expresión en la nación argentina al aplicar la temida Ley de Medios con la cual despoja al Grupo Clarín, el conglomerado de medios más importante de la Argentina, de un conjunto de licencias que supuestamente excede el cupo establecido. El objetivo del gobierno es subastarlas.
Buenos Aires (Agencias).- El gobierno argentino informó al Grupo Clarín, el conglomerado de medios de comunicación más grande del país, que inició el proceso para subastar las licencias que exceden el cupo que le corresponde según una ley de medios aprobada en 2009.
El Grupo Clarín es fuertemente crítico del gobierno y está enfrentado con la presidenta Cristina Fernández desde hace cuatro años. La mandataria alega que la empresa es un monopolio empresario que la ataca y que falta a la verdad acerca de las acciones del gobierno, mientras que la empresa periodística acusa al Ejecutivo de haber impulsado la aprobación de una ley que busca desguazarlo y que fomentó la creación de medios afines al oficialismo para contrarrestarlo.
“Haremos cumplir la ley”
Martín Sabbatella, titular de la autoridad que regula el mercado de medios audiovisuales, dijo que el gobierno de Cristina Fernández hará que el conglomerado de medios y otras compañías cumplan la ley, la cual prohíbe a las empresas excederse de un número determinado de licencias de medios de comunicación.
Cabe recordar que el pasado viernes, el juez de primera instancia Horacio Alfonso declaró constitucionales dos de los artículos de la norma que disponen el desprendimiento de licencias en determinadas situaciones y que son cuestionados por Clarín.
En conferencia de prensa, Sabbatella informó que se daba “el inicio de la transferencia de oficio de licencias” del multimedios, un proceso que podría tomar 100 días hábiles, y dijo que “no hay medidas cautelares vigentes” que suspendan la aplicación de la norma.
Clarín responde
Por su parte el Grupo Clarín dijo en un comunicado que las acciones del gobierno son ilegales y contravienen fallos anteriores dictados en favor del conglomerado. El grupo periodístico apeló ayer el fallo del juez Alfonso sobre la constitucionalidad de los artículos.
El abogado de Clarín, Damián Cassino, dijo a la prensa que se está “incumpliendo” una medida cautelar dictada por una cámara de apelaciones hace unos días y que, según expertos, muy posiblemente se termine pronunciando la Corte Suprema sobre este espinoso tema.
En la presentación se pidió que se suspenda el levantamiento de la medida cautelar que protege a cinco empresas del Grupo Clarín sobre las que no se puede aplicar la ley en lo que hace a esos dos artículos cuestionados, el 45 y el 161.
No incumplen ley
El Grupo Clarín reitera que no se encuentra en situación de incumplimiento de la ley de medios, por lo cual es improcedente toda acción del gobierno de Fernández Vda. de Kirchner. Sostienen que esta nueva ley de medios, específicamente el artículo 161, nunca estuvo vigente para el Grupo Clarín, con lo que mal pueden computarse plazos o procedimientos vencidos respecto del mismo. Sostener lo contrario es desobedecer abiertamente decisiones judiciales y no respetar la ley.
Cassino insiste en que estas medidas contra el Grupo Clarín atentan también contra el público usuario de Fibertel (servicio de internet por suscripción), el cual podría verse suspendido.
No obstante, agregó que “en el peor de los casos” si no se extiende la cautelar “empieza a correr un año” de plazo para adecuarse a la actual Ley de Medios impulsada por Cristina Ferrnández.
Historia de líos
Los desencuentros entre el gobierno de Cristina Fernández con la prensa no son nuevos. Desde hace cuatro años tiene un grave problema con el Grupo Clarín, el cual a través de sus canales en cable, radioemisoras y portales web enfrenta y critica el discreto accionar del gobierno populista, además de denunciar los presuntos actos de corrupción e irregularidades en el campo económico, previsional y bursátil.
La opinión pública curiosamente ha dado mayor preponderancia a estos medios como Cablevisión, seguida por muchos internautas a través del internet.

No hay comentarios:

Publicar un comentario