domingo, 16 de diciembre de 2012

María Cordero entró al Congreso con título bamba



La vida de la fujimorista María del Pilar Cordero Jon Tay ya no es la misma. De ser una congresista prácticamente desconocida se convirtió en cuestión de segundos en la mujer más requerida del país. La divulgación de las privilegiadas visitas que realizaba al reo Alberto Fujimori en su prisión de la Diroes, para llevarle comida, medicinas y levantarle el espíritu, le generó una serie de críticas de la opinión pública, pero al mismo tiempo un lugar expectante en el fujimorismo.

Por eso ahora, en los plenos del Legislativo, todos la saludan con reverencia. Carga hasta cuatro celulares (la llaman a cada rato) y revisa diligentemente las notas de prensa que los medios publican de ella y del reo expresidente, a quien admira y respeta.

Pero María del Pilar Cordero Jon Tay tiene más sorpresas, sobre todo en la hoja de vida que entregó al Jurado Nacional de Elecciones (JNE) cuando postuló al Congreso por el fujimorismo con el número 1 en Tumbes, donde consigna haber concluido estudios universitarios y tener un bachillerato que, según pudimos comprobar, no figura en los registros de la Asamblea Nacional de Rectores (ANR).

DECLARACIÓN JURADA

En dicha información, que está publicada en Infogob (www.infogob. com.pe) y que tiene el mismo valor que una declaración jurada, la congresista fujimorista afirma haber concluido la carrera de Ciencias de la Comunicación, la cual dice haber cursado y concluido entre los años 1999 y 2003 en la Universidad Los Ángeles, ubicada en Chimbote (Áncash). Lo sorprendente es que en los registros de la Asamblea Nacional de Rectores (ANR) no figura que María del Pilar Cordero Jon Tay haya obtenido el grado académico de bachiller en esa universidad ni en ninguna otra casa de estudios.

Lo cierto es que la Universidad Los Ángeles está calificada como ilegal por la ANR y está impedida de emitir títulos o grados académicos oficiales a nombre de la Nación. El dato más importante que omitió la fujimorista en su hoja de vida.

Sin embargo, en su declaración, Cordero Jon Tay deja constancia de la presentación de un ‘certificado’ como documento que acredita la culminación de sus estudios, el cual cursó a partir de los 33 años de edad. Las preguntas inmediatas son: ¿Qué documento presentó entonces al JNE, donde solo se debe entregar documentos oficiales?

ÁNGELES Y DEMONIOS

Como en todo Chimbote, en la ANR todos conocen la historia de la polémica Universidad Los Ángeles. Según nos cuentan, se trata de una casa de estudios que se creó en 1985 a través de una ley en el Congreso, pero que años después fue cuestionada por sus constantes fallas académicas y por la entrega de títulos sin sustento. La ANR intervino y logró que en los 90 se anulara la ley que la creó. “Desde esa época, dicha universidad simplemente no existe para nosotros”, nos señaló un directivo de dicho organismo.

Ante esta situación, los dueños de Los Ángeles presentaron una acción de amparo que le permitió volver a funcionar. En 1996, la ANR intervino dicha universidad y ese mismo año los promotores de esta decidieron hacer funcionar una entidad paralela de manera ilegal, denominándola Universidad Privada Los Ángeles (UPLA). Por esto, sus principales autoridades han sido condenadas por asociación ilícita para delinquir.

A través de comunicados, la ANR ha alertado a las autoridades del Poder Judicial, al Ministerio Público, a la Defensoría del Pueblo, a los colegios profesionales, a los estudiantes, al público en general y al propio Congreso de la República sobre la existencia de esta falsa casa de estudios, advirtiendo que los grados académicos y títulos profesionales que brinda “no son válidos ni pueden ser convalidados por universidad alguna y no pueden ser inscritos en los registros de la ANR”.

Este organismo ha señalado, además, que la entidad educativa que sí está legalmente inscrita es la Universidad Los Ángeles de Chimbote, cuya denominación actual es Universidad Católica Los Ángeles de Chimbote (ULADECH). Por lo tanto, los grados académicos y títulos que esta emite sí son válidos. Es obvio que la fujimorista tampoco pudo concluir sus estudios en esta universidad, pues en los registros de la ANR no figura ninguno de esos méritos.

Otro dato que genera muchas suspicacias es que la legisladora Cor- dero Jon Tay asegura ser bachiller en Ciencias de la Comunicación, carrera que –según precisa– pertenece a la Facultad de Educación y Humanidades de la Universidad Los Ángeles. Sin embargo, esta carrera parece que pasó a mejor vida, pues actualmente no se dicta ni en la ULADECH ni en la UPLA, tal como lo señalan en sus respectivas páginas webs. La UPLA solo da cuenta de la existencia de la Facultad de Educación.

DIME DÓNDE ESTUDIAS Y…

Si la fujimorista María del Pilar Cordero Jon Tay afirma en su hoja de vida que inició sus estudios en 1999, cuando tenía 33 años de edad, es obvio que sabía de la ilegalidad de la Universidad Los Ángeles y que si tiene algún título de la misma, este no tiene validez, como lo precisa la ANR. Es más, según un funcionario del JNE consultado por diario16, para sustentar los grados académicos solo se presentan documentos oficiales respaldados por la ANR.

Agregó que la posición de dicho organismo es lo que prevalece más allá de cualquier comunicado de la UPLA, la cual insiste en señalar en su página web que sus títulos son válidos, escudándose en sus acciones de amparos.

Tanto para la ANR como para el JNE queda claro que un congresista falta a la verdad y a la ética cuando sustenta estudios superiores con documentos ilegales o que no tienen valor oficial, “pues es sustentar algo que no existe”.

diario16 intentó comunicarse con la congresista fujimorista para que nos dé su versión. Sin embargo, nunca nos atendió. Una de sus asesoras solo nos dijo que el accionar de una persona vale más que un título o un grado.

También pedimos información a la Universidad Los Ángeles y jamás nos devolvieron la llamada que nos prometieron hacer. Como dicen, uno es esclavo de sus silencios.

HUMBERTO LAY: “PEDIRÉ QUE SE INVESTIGUE ESTE CASO”

Este descubrimiento fue consultado a diversos congresistas, quienes expresaron su preocupación por que el grado académico que María del Pilar Cordero Jon Tay afirma tener no figura en los registros de la ANR. Para ellos queda claro, además, que jamás estudiarían en una universidad ilegal.

El congresista Víctor Andrés García Belaunde indicó que un Padre de la Patria no puede acreditar estudios de una universidad que no es considerada oficial por la ANR. “Uno debe ser consciente de sus limitaciones. Se trata, además, de una universidad (Los Ángeles) que desprestigia al mundo académico y universitario del Perú”, indicó tras señalar que el congresista Alejandro Yovera fue suspendido por la Comisión de Ética por un caso similar.

Precisamente, el presidente de este grupo de trabajo, Humberto Lay, anunció que le pedirá a la Secre- taría Técnica de la Comisión Ética que inicie las indagaciones respectivas y que solicitarán el permiso respectivo para ver este caso en enero próximo.

Por su parte, la exintegrante del JNE Greta Minaya precisó que todos los postulantes a un cargo público tienen que presentar solo documentos oficiales, pues en caso contrario estarían mintiendo. “El JNE tiene que detectar estos casos a tiempo para hacer inmediatamente la denuncia”, remarcó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario