lunes, 18 de marzo de 2013

Crisis Económica: Ahorristas de Chipre se verán forzados a pagar las deuda de los bancos


El Gobierno chipriota quiere acordar con la 'Troika' de acreedores un proyecto de ley mejorado sobre la quita a los depósitos privados que suavice el impacto a los pequeños ahorradores. Sin embargo, los ciudadanos chipriotas verán como el 'corralito' financiero, el cierre de los bancos para evitar la retirada de los ahorros, se extenderá al menos hasta el jueves ante la falta de acuerdo.

Fuentes cercanas a la negociación que hablaron bajo condición de anonimato señalaron que será el nuevo borrador el que se someta a votación en el Parlamento. Asimismo, el Ejecutivo chipriota ha decidido aplazar hasta el martes la votación del Parlamento, prevista para este lunes, sobre el paquete de medidas del Eurogrupo, informa la cadena de televisión pública RIK.

De acuerdo a las informaciones de medios locales, el retraso se debe a que el Gobierno quiere mantener una teleconferencia con el Eurogrupo para abordar el nuevo borrador de ley acordado.

El nuevo proyecto podría prever un impuesto extraordinario del 3% para los depositarios con ahorros inferiores a 100.000 euros en vez del anterior 6,7%, y un 12,5% para los depósitos superiores a 100.000 en vez de 9,9%, aunque las cifras aún no están fijadas.

Otra opción barajada es eximir por completo de la tasa a los depósitos que estén por debajo de los 20.000 euros. Esta exención se compensaría con una mayor tasa a los depósitos que superen esa cantidad.
Merkel dice que es asunto de Chipre

La canciller alemana, Angela Merkel, considera que es asunto del Gobierno de Nicosia decidir la cuantía de los porcentajes de la quita prevista para los ahorradores en Chipre. "El reparto de la carga es asunto del Gobierno chipriota", dijo hoy Steffen Seibert, portavoz de Merkel, quien comentó que la alternativa de demandar de los ahorradores en Chipre parte de los fondos necesarios para rescatar su banca fue propuesta por las propias autoridades de la isla mediterránea.

En un discurso televisado anoche el presidente chipriota, Nikos Anastasiadis, había avanzado que seguiría dando batalla en las horas que faltaban hasta la votación para mejorar la situación de los ahorradores.

"Comparto completamente el sentimiento desagradable que ha causado esta decisión difícil y costosa. Por eso tengo previsto seguir dando batalla para que las decisiones de la eurozona sean mejoradas en las próximas horas con el fin de limitar el impacto sobre los pequeños ahorradores", dijo Anastasiadis en su intervención.

Previamente, el presidente había asegurado que en la reunión del Eurogrupo se le habían planteado, a modo de chantaje, solo dos opciones, la quiebra o la quita.

El Parlamento tiene previsto votar este martes el paquete de medidas del Eurogrupo, en una sesión extraordinaria en la que el respaldo no parece garantizado, si bien la nueva versión del proyecto de ley podría facilitar las cosas.

El partido conservador de Anastasiadis, DISY, y su socio, el centrista DIKO, solo superan la mayoría absoluta por un voto, con 20 y 8 escaños, respectivamente.

El parlamento chipriota cuenta con 56 escaños. Con solo un diputado que abandone la disciplina de voto, el proyecto podría por tanto quedar rechazado.

Esta situación podría darse si uno de los diputados de DIKO decide votar en contra de las medidas, tal y como anunció ayer.

Otros dos diputados de este partido adelantaron que todavía no tienen decidida su postura.

Fuente: elmundo.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario