sábado, 27 de abril de 2013

E-mails confirman vínculos entre FARC y Sendero del Vraem


Los correos fueron encontrados en las computadoras de los fallecidos guerrilleros colombianos "Mono Jojoy" y "Alfonso Cano". Ex senderista confirmó que el cabecilla Víctor Quispe Palomino envió a un emisario de su confianza para dialogar con los representantes de las guerrillas colombianas.
Doris Aguirre

La Dirección de Inteligencia Policial de Colombia (Dipol) reportó a la Dirección contra el Terrorismo de la Policía Nacional del Perú (Dircote) el hallazgo de información relevante sobre comunicaciones entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y la agrupación senderista del valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), que encabezan los hermanos Víctor, Jorge y Martín Quispe Palomino.

La Dipol ha proveído a la Dircote de copias de correos electrónicos que se encontraban en una de las computadoras portátiles que tenía en su poder el dirigente de las FARC y jefe de operaciones militares, Víctor Suárez Rojas, más conocido como "Mono Jojoy", muerto durante un ataque de las fuerzas del orden a su campamento el 22 de setiembre del 2010. La acción se denominó "Operación Sodoma".

En el lugar donde se ocultaba el "Mono Jojoy", los agentes hallaron intactas quince computadoras portátiles (laptop) con sus respectivos discos duros, las que fueron entregadas a la Dipol para que analizara el contenido.

OBJETIVOS COMUNES

Además de ingente información sobre las FARC, su estructura organizativa, la red de financiamiento y de colaboradores, además de la identificación de sus principales miembros y sus estrechas relaciones con el narcotráfico, la Dipol también detectó comunicaciones por correo electrónico entre los dirigentes colombianos sobre sus vínculos con Sendero Luminoso en el Vraem.

Poco después, como parte de la escalada del gobierno colombiano contra las FARC, el 4 de noviembre del 2011 se ejecutó la "Operación Odiseo". El objetivo era el campamento donde se escondía el  líder guerrillero Guillermo Sáenz Vargas, alias "Alfonso Cano", dirigente de las FARC y comandante del "Bloque Central". Sáenz murió en el operativo.

En el lugar donde se ocultaba "Alfonso Cano", las fuerzas del orden detectaron siete computadoras portátiles. Los agentes informáticos de la Dipol pudieron rescatar de las máquinas el contenido de las memorias. En los correos electrónicos nuevamente se identificaron contactos entre miembros de las FARC con elementos de Sendero Luminoso del Vraem.

Todas las comunicaciones por correo electrónico fueron entregadas formalmente por la Dipol colombiana a la Dircote con el expreso propósito de que la policía peruana siga las pistas e identifique a los senderistas que están contactados con las FARC.

Los correos electrónicos revelan que las FARC y Sendero Luminoso coordinaban sobre tres aspectos puntuales:

a) La planificación de eventuales acciones militares conjuntas.

b) La compra de armas por las FARC a Sendero Luminoso mediante la red de traficantes que se las abastecen en el Perú.

c) Coordinación para la ejecución de acciones criminales destinadas a obtener recursos con la finalidad de financiar sus actividades, como el secuestro de empresarios y comerciantes con grandes ingresos de dinero. La policía no descarta que entre dichas actividades se incluya el narcotráfico. Tanto las FARC como los senderistas del Vraem perciben recursos del tráfico de drogas.

"Más que de un intento de forjar un frente común de organizaciones terroristas, de los correos electrónicos se desprende que se trata de un acercamiento no necesariamente político o ideológico sino de la confluencia de intereses prácticos comunes. Por ejemplo, la coordinación de acciones para obtener beneficios, como armamento y dinero", dijeron fuentes de la policía antiterrorista.

De acuerdo con los correos electrónicos, entre las FARC y Sendero Luminoso se llegaron a concretar algunas acciones.

REUNIONES SECRETAS

El 2 de diciembre del 2009, el cabecilla de la columna guerrillera "Daniel Aldana",  Gustavo González Sánchez, alias "Gustavo", que opera en la selva del sur de Colombia, escribió a la dirigencia de las FARC:

"Los Sendero Luminoso del Perú varias veces han mandado razones que quieren hablar con nosotros. Mandé un civil que organizara una entrevista para que fuera Marcos, pero como no puede andar lejos no se pudo. ¿Será que puedo hablar con ellos?". Luego, añadió un antecedente: "De Sendero Luminoso sólo sé que trajeron un armamento grande, incluidos cohetes antiaéreos".

Este correo se encontró en una computadora de "Mono Jojoy". Según la policía antiterroriustas, estas comunicaciones demuestran que existe una relación entre los subversivos colombianos y peruanos.

El siguiente correo, del 10  de diciembre del 2009, que se encontraba en las computadoras de "Alfonso Cano", confirma el acercamiento de las agrupaciones sediciosas.

En un correo escrito por "Alfonso Cano" al comandante del "Bloque Occidental" de las FARC, Jorge Torres Victoria, alias "Pablo Catatumbo", le indica: "Autorizamos a un frente (de las FARC) a reunirse con representantes de Sendero Luminoso que lo solicitaron. En principio, conversaremos sobre formas para consecución de armamento".

EXPANSIÓN HACIA PERÚ

En las computadoras de "Alfonso Cano" se descubrieron otros correos sobre acciones precisas en territorio peruano que contarían con el apoyo de los senderistas.

El 3 de mayo del 2009, el comandante del "Bloque del Sur" de las FARC, Milton Toncel Redondo, alias "Joaquín Gómez" o "Jaco", informó a "Alfonso Cano": "En vida del camarada Manuel (Manuel Marulanda Vélez, muerto por enfermedad  el 26 de marzo del 2008), comenzamos a hacer un trabajo de inteligencia en el Perú para echarle mano a un ricachón de allá. Pero no es capitalino, vive en un pueblito de mala muerte. Es empresario. El trabajo se haría con amigo de allá, quien será el encargado de cogerlo y nos lo entregaría. Por el tipo se puede pedir 4 millones de dólares. (...) Necesito que el secretariado (la dirigencia de las FARC) analice los pro y los contra para decidir si lo hacemos o no".

Para la policía peruana, podría tratarse del secuestro del empresario Herman Pezo Rentería, plagiado el 27 de febrero del 2010, en Iquitos. Trece días después, lo liberaron luego de pagar un monto no precisado.

El 10 de marzo del 2010, nuevamente "Joaco" escribió a "Alfonso Cano", esta vez para un negocio de adquisición de armamento:

"Mandamos al Perú a buscar contacto para la compra de material de guerra. Abrimos una pequeña 'brecha' con posibilidad de irla ampliando. Nos están vendiendo 50 fusiles, entre M16, Norinco, AR15 y Galil, a 16 millones (de pesos) cada uno (9 mil dólares aproximadamente)", escribió.

Los contactos con Sendero Luminoso eran parte del plan de expansión de las actividades de las FARC en la región, según se desprende de un correo del 13 de febrero de 2010 dirigido al "Mono Jojoy": "Les proponemos incrementar contactos clandestinos dentro de Venezuela, Brasil y una porción del Perú para Organización, Salud y Logística, fundamentalmente en la parte de fronteras".

La Dircote ya trabaja sobre las pistas encontradas en los correos electrónicos.

Ex senderista confirma vínculos con las FARC

El "camarada Rolando", un ex integrante de Sendero Luminoso en el Vraem que en la actualidad colabora con la policía antiterrorista, declaró que durante su permanencia en la organización se informó de las relaciones con las FARC.

"En tres oportunidades escuché que el 'camarada José' (Víctor Quispe Palomino) contactó con los guerrilleros de la FARC. Una reunión se llevó a cabo en un campamento del Vizcatán y allí estuvieron los camaradas 'Raúl' (Jorge Quispe Palomino ), 'Alipio' (Orlando Borda Casafranca ), 'Gabriel' (Martín Quispe Palomino) y 'William' (Víctor Castro Ramírez)”, relató a La República el “camarada Rolando”, un ex senderista que permaneció más de 20 años en la organización terrorista que lidera  Víctor Quispe Palomino.

“En un principio el 'camarada Raúl' se opuso a entablar contacto con las FARC, pero luego entendió que era conveniente el apoyo de ellas. 'José' siempre decía que era necesario mantener alguna vinculación con las FARC. Por eso envió a una persona de confianza, muy intelectual, para dialogar con los jefes de las FARC. Tengo conocimiento de que esa persona viajó en dos oportunidades", informó.

EN CIFRAS

9 mil dólares pagan las FARC por cada fusil de asalto que le vendían los senderistas.

50 correos electrónicos entregó la policía colombiana a la Dircote relacionados con las FARC y Sendero Luminoso.

22 computadoras personales de "Mono Jojoy" y "Alfonso Cano" contenían correos sobre vínculos senderistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario