martes, 30 de abril de 2013

Vamos a Mórrope a tomar chicha de jora embotellada


Una planta de transformación de envasado de chicha de jora es construida en el caserío Lagartera, del distrito de Mórrope, en la región Lambayeque, con el fin de mejorar la economía de las familias de esta zona y revalorar esta ancestral bebida mochica.

Con la planta procesadora se busca preservar la calidad de la chicha de jora. Nimrod Clemente, coordinador regional del programa conjunto Industrias Creativas Inclusivas, señaló que en dicho caserío se trabaja en la producción estandarizada y comercialización de chicha, dirigida por una asociación femenina que agrupa a 15 familias. “Actualmente, las mujeres envasan la chicha de jora en botellas de 900 mililitros y tres litros que son comercializadas en mercados de Chiclayo en condiciones saludables. La bebida cuenta con su respectiva marca denominada chicha de jora Dulce Morropanita”, explicó a la Agencia Andina.

Dijo, además, que cuentan con un punto de venta en Chiclayo y que anteriormente comercializaban su producto sin reunir los estándares de calidad.

“Antes la vendían en botellas recicladas y procesadas en condiciones antihigiénicas; sin embargo, hoy producen una chicha saludable que hace que vendan unas 200 litros diarios frente igual cantidad que vendían a la semana”, comentó. Clemente recordó que la botella de tres litros tiene un costo de 6 nuevos soles y la de 900 mililitros vale 2.50 soles.

A fines de mayo estará concluida la planta de transformación de envasado de la bebida. “Luego se gestionará ante la Dirección Ejecutiva de Salud Ambiental su registro sanitario”, manifestó.

Según refirió, las mujeres tienen proyectado vender la milenaria chicha a restaurantes y otros negocios interesados en su adquisición. Mencionó que la planta de envasado contará con un salón con vistas fotográficas de todo el proceso de elaboración de la chicha. “Se buscará también que sea un espacio para impulsar el turismo vivencial”, añadió.

Las productoras han destinado media hectárea para la siembra de maíz orgánico, cuya materia prima es convertida en jora. “La producción de maíz les dura unos seis meses para luego iniciar nuevamente la siembra del cultivo”, afirmó.

Esta iniciativa es financiada por el Fondo para el Logro de los Objetivos del Milenio a través del programa conjunto Industrias Creativas Inclusivas por un monto de 23,000 dólares.

La chicha usa como principal ingrediente la jora o maíz fermentado que es cultivado en las parcelas de Mórrope con tecnologías limpias, teniendo en cuenta la conservación del medio ambiente y el cuidado de la salud.“Esta chicha es una buena fuente de calorías para la personas que la consume, permite una mejor asimilación de los nutrientes, protege contra afecciones pulmonares, entre otros beneficios”, indicó Clemente.

Fuente: Andina

No hay comentarios:

Publicar un comentario