jueves, 23 de mayo de 2013

Indígenas exigen derecho a consulta previa sobre manejo de bosques


Representantes de organizaciones amazónicas, la sociedad civil, la comunidad científica, el Estado y Naciones Unidas se darán el encuentro del 29 de mayo al 1 de Junio en Lima para conocer y dialogar acerca de los riesgos y oportunidades de los pueblos indígenas frente a los programas para la reducción de las emisiones causadas por la deforestación y la degradación, conocidos como REDD+. El encuentro es organizado por la asociación CHIRAPAQ Centro de Culturas Indígenas del Perú y el organismo de cooperación técnica Soluciones Prácticas.

Actualmente, el Perú elabora su estrategia nacional para acceder al Fondo Cooperativo para el Carbono de los Bosques del Banco Mundial (FCPC, por sus siglas en inglés); algo que iguala un monto de hasta 3.6 millones de dólares destinados a la conservación y manejo sostenible de bosques, a fin de reducir las emisiones de carbono que culminan en el incremento del cambio climático. Al ser habitantes y preservadores del bosque, los indígenas necesitan y merecen mayor información sobre el manejo que otros hacen de sus recursos; merecen, pues, una igual participación que el Estado y la empresa privada en la toma de decisiones.

A través de un diálogo con el Ministerio del Ambiente, los líderes indígenas conocerán el proceso preparatorio que este ente gubernamental conducirá, durante los próximos años, para la implementación de políticas, programas y proyectos REDD+. Asimismo, se dará a conocer cómo se incluirán las propuestas de los pueblos indígenas, así como los aportes de la sociedad civil.

Entre las demandas de las organizaciones indígenas amazónicas están la demarcación y titulación de los territorios indígenas, así como el solucionar los problemas de superposición de concesiones mineras, agrícolas, forestales e hidrocarburíferas en dichos territorios.

Los procesos de consulta previa, libre e informada son un mecanismo esencial para superar los conflictos sociales que REDD+ podría generar. Este será uno de los temas centrales el viernes 31 de mayo en un panel, que reunirá a representantes de la OIT, la Defensoría del Pueblo, el MINAM y organizaciones medioambientales como DAR.

Para Pachao la consulta debe definir responsabilidades y presupuestos. “Si es que los pueblos indígenas van a tener limitaciones sobre el uso que le dan al bosque deben ser conscientes de que es lo que recibirán a cambio y como ello afectará a sus pueblos”, señala.

“Y también está el escenario de qué ocurre si deciden no participar, si no cumplen con alguno de los requisitos o si incumplen alguna cláusula del contrato. Estos puntos tendrían que ser incluidos en los procesos de consulta”, agrega.

Todavía no se conocen las formas propias de administración y gobernanza de los bosques así como las prácticas culturales y espirituales en relación al territorio y los recursos. Explicitar y visibilizar este tipo de aportes es uno de los objetivos de esta reunión.

Sin embargo, las medidas indígenas para conservar los bosques son diversas, cuenta Pachao. “Las familias pueden reforestar chacras o parcelas, utilizan bosques secundarios para la agricultura y evitan talar bosques primarios. Todas ellas son formas de conservar. Además muchas familias cuentan con pequeñas reservas en donde hay recursos hasta para construir casas o satisfacer cualquier necesidad alimenticia”

CHIRAPAQ, junto con la Federación de Comunidades Nativas Yanesha FECONAYA desarrolla una propuesta en la Selva Central para asegurar la participación indígena en los procesos REDD+, la conservación del bosque y la revaloración del saber tradicional.

Algunas de estas buenas prácticas serán compartidas durante el encuentro en el que estarán presentes organizaciones indígenas representativas de carácter nacional y regional, como AIDESEP, CODEPISAM, FENAMAD, ORAU y FENACOCA, entre otras.

“Si una comunidad indígena se compromete a no deforestar, ¿cuáles son los límites en el uso del bosque y su biodiversidad?, ¿o es que acaso ni siquiera se les permitiría la entrada? ¿Y cuál será su rol en cuanto al control y vigilancia de la deforestación? Todo ello entra en juego cuando hablamos de los verdaderos beneficios que percibirían”, señala Nadesca Pachao, representante de CHIRAPAQ.

No hay comentarios:

Publicar un comentario