lunes, 17 de junio de 2013

Dueña de la casa donde vive Keiko tendría vínculos con traficante de armas


En las últimas entrevistas concedidas por la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, ha dicho que la casa en la que vive desde el año 2000, en Surco, es de sus primas Jenny y Rumy Kagami, pero que ya está pensando en comprar una vivienda propia, junto con su esposo.

Pero lo cierto es que esa vivienda, si bien figura a nombre de sus primas, en realidad le pertenecía a su tía Juana Fujimori, la hermana mayor de su padre, y quien tendría vínculos con uno de los traficantes de armas que se benefició durante el fujimontesinismo.

El programa “#Esnoticia” reveló que en 1998, cuando el escándalo del tráfico de armas con complicidad del SIN de Vladimiro Montesinos ya salpicaba al gobierno, Juana Fujimori y su esposo, Ysidro Kagami, decidieron vender un inmueble ubicado en la calle Esperanza, en Miraflores, a la empresa Ocean Reef Trading Limited. La venta se hizo por US$ 350 mil.

Esta transacción no tendría nada de malo si no fuera porque la empresa, una off shore creada en el paraíso fiscal de Islas Vírgenes y con cuentas en Panamá, era de Enrique Benavides Morales, uno de los mayores traficantes de armas que hacía negocios con el Perú.

Luis Vargas Valdivia, exprocurador para el caso Fujimori-Montesinos, consideró “muy extraña” esta vinculación entre la familia Fujimori y el procesado Benavides, y consideró esa operación como “sospechosa”.

Para 1998, ya se sabía quién era Benavides y qué vendía al Estado: armas como sistemas de defensa antiaérea, helicópteros, chuponeo y hasta los aviones MIG-29 y Sukoy 25, naves que, como se supo, fueron sobrevaluadas pese a que eran de segunda mano.

MALOS VÍNCULOS

Como se recordó en el reportaje, en 1998 el diario La República llevaba dos años denunciando los hechos delictivos relacionados con el tráfico de armas. Entonces se afirmaba que todo el dinero del Estado utilizado en esas ventas iba a parar a una cuenta en Panamá a nombre de una empresa llamada Treves Intora. La off shore Ocean Reef Trading Limited estaba vinculada a esta empresa.

Vargas Valdivia señala que como era conocida la vinculación de Benavides con la empresa y con Montesinos, resulta “extraña” la venta del inmueble por parte de Juana Fujimori, sobre todo a este comprador.

En el fujimorato, Montesinos armó un sistema de venta de armamentos a través de cinco grupos, uno de los cuales estaba dirigido por Benavides. El dinero que salió del Perú por esos años fue tan grande que solo la empresa Ocean Reef Trading Limited movilizó, en su cuenta de Panamá y solo en 2000, más de US$1’209,000.

El procurador anticorrupción, Julio Arbizu, indicó que, en total, se descubrieron más de 40 empresas off shore vinculadas a estas mafias en Panamá, que movieron entre 1 200 y 1 500 millones de dólares.

“De ese dinero se han recuperado cerca de 100 mil dólares y tenemos congelados 80 mil más”, indicó tras mostrar su extrañeza por la decisión de Juana Fujimori de realizar tratados con uno de los traficantes de Montesinos.

¿RECIBÍA DINERO?

A todo esto se suma la declaración de Jorge Luis Mercado Flores, un personaje que en los 90 trabajaba muy cerca de Benavides y que entre 2002 y 2005 decidió contar y entregar a la justicia toda la información que tenía sobre el traficante, bajo la modalidad de colaboración eficaz.

Carlos Rivera, abogado del IDL y quien defendió a Mercado Flores, dijo que el colaborador vinculó a Juana Fujimori con Benavides diciendo que “la hermana del expresidente visitaba al traficante en un edificio en Santa Beatriz”. Decía también que Juana Fujimori iba para recibir contribuciones de dinero.

El programa “#Esnoticia” se comunicó con el hijo de Juana Fujimori, Ysidro Kagami Fujimori, quien se excusó de revelar “detalles familiares” porque –dijo– “la relación está tan deteriorada que he perdido todo vínculo con ella”.

Cabe recordar que Juana Fujimori también fue enjuiciada por el escándalo del desvío de donaciones a la ONG Apenkai. No obstante, a ella no le espera una sentencia, como a su hermana Rosa y su esposo, Víctor Aritomi, pues los delitos que le fueron consignados como peculado, complicidad y asociación ilícita, ya prescribieron.

EL DATO

Juana Fujimori (78 años) se fue del Perú el 11 de noviembre de 2000, dos semanas después de que lo hiciera su hermana Rosa, y días antes de que Alberto Fujimori renunciara por fax.

No hay comentarios:

Publicar un comentario