martes, 4 de junio de 2013

Ley del servicio militar exceptúa a universitarios y jefes de familia


La polémica Ley del Servicio Militar ya es una realidad. Ayer se publicó su reglamentación y, a partir de hoy, entra en vigencia. La norma generó cuestionamientos por considerar que es discriminatoria. El objetivo de esta norma es suplir, a través de un sorteo a nivel nacional, el déficit de personal militar que no logra convocar el llamamiento actual que se ejecuta de manera voluntaria para los diferentes institutos armados.

Pero, ¿qué es lo que dicta el referido reglamento? Los jóvenes –tanto hombres como mujeres– entre los 18 y 25 años están aptos para participar en dicho sorteo. Y de ser elegidos tendrán que servir hasta por dos años a la patria.

Se ha determinado también  que por cada sorteado se elegirán dos suplentes. La institución encargada de este proceso será la dependencia de Movilización y Reservas de Casa Armada que trabajará conjuntamente con  un notario.

Ahora bien, el reglamento detalla que dentro de este grupo pueden quedar exceptuados de prestar el servicio militar acuartelado los jóvenes que cursan estudios universitarios. Ellos deberán mostrar una constancia de estudios, así como copias de sus recibos de pago de matrícula y carné universitario. No obstante, el documento no exonera a los estudiantes de carrera técnica.

También no participarán las personas que sufren de alguna discapacidad física y mental, las que deberán acreditar con un certificado del Ministerio de Salud de no más de tres meses de antigüedad o una resolución del Conadis.

A ello se suman los jefes de familia, quienes tendrán que presentar los DNI de los hijos. También pueden quedar fuera del llamamiento, pese a salir sorteados, quienes presten un servicio social voluntario a alguna comunidad o quienes tengan residencia en el extranjero. Se excluye además a quienes cumplen pena privativa de la libertad.

En caso el sorteado no quiera ir a servir tendrá que pagar una multa de S/. 1850 (50% del UIT) y  su DNI carecerá de efectos legales ante cualquier trámite. Este pago ha generado controversia pues tendría carácter discriminatorio, según los detractores de esta norma.

¿Y cuándo se realizaría este sorteo? El jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, José Cueto, señaló que aún es prematuro dar fecha. "Esto depende del Ejército y debe coordinarse con el  Ministerio de Defensa", declaró Cueto. Agregó que se esperaba que el sorteo se realice en mayo en trabajo conjunto con el Reniec pero se sigue coordinando.

BENEFICIOS EN EDUCACIÓN

Quienes cumplan con el servicio militar tendrán beneficios como descuentos para postular a las Escuelas de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional. Obtendrán una bonificación de un 20% sobre su nota final si desean postular a estos institutos armados. Además pagarán solo el 50% en la inscripción y pago de mensualidad para estudiar en institutos superiores.

También gozarán de educación superior tecnológica en especialidades como electrónica industrial, fotografía, analista de sistemas, computación e informática, explotación minera, mecánico automotor, industrias alimentarias, entre otras. Sin embargo, según el ex comandante general del Ejército Otto Guibovich, estos beneficios son poco viables. "La gente en el Vraem, el Putumayo o el Huallaga no podrían llevar estos estudios durante el servicio. Solo el personal en Lima y eso ya lo hace discriminatorio. Si capacitan a esta gente... ¿en qué momento se van a entrenar?", cuestionó Guibovich.

ENFOQUE

“Han tratado de corregir errores”

DANIEL MORA
Congresista

Con la publicación de este reglamento, el gobierno ha  tratado de corregir algunos errores, pero en mi opinión sigue igual. Por ejemplo, no se ha dado solución a la situación de los estudiantes de institutos tecnológicos. También se decía que era discriminatorio porque los que pagaban su multa no hacían servicio. Eso sigue igual. Solo se le ha agregado el servicio no acuartelado que de ninguna manera da solución al problema.

Ahora, los reclutas van a servir un año o dos años, según se trate. En ese tiempo deben hacer su entrenamiento básico para luego ir a las unidades. Si hacen una instrucción de seis meses bien adecuada, más la educación básica, de combate, con recursos y medios logísticos apropiados, se tendrá un soldado entrenado. Al respecto, considero que el mejor beneficio que puede tener una persona es la remuneración. Si no le dan un pago adecuado, de nada sirven los otros incentivos. La gente busca eso y aún no se da. Los soldados reciben 240 y  300 soles mensualmente. ¿Eso es atractivo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario