martes, 18 de junio de 2013

Testigo de narcoindultos: comisión aprista cobró hasta US$10 mil por año de condena rebajado a reclusos


El testigo de casos de narcoindultos, el ex recluso Carlos Butrón, ratificó que la comisión de indultos del gobierno aprista cobró entre 5 mil hasta 10 mil dólares por año de condena rebajada a reclusos sin importar el delito cometido.

En declaraciones difundidas por el programa de TV “La hora N”, el sentenciado por casos de narcotráfico, cuyo alias es “Brasil”, sindicó aFacundo Miguel Chinguel y a funcionarios del Ministerio de Justicia deconmutar las penas a bandas completas de narcotraficantes.

“Yo por experiencia conocía a muchas personas que tenían un expediente apto para que proceda su conmutación de pena, pero otras personas estaban por narcotráfico. (Chinguel) me pidió que le mencionara a las personas más pudientes, y ahí fue cuando me di cuenta que había una manera casi abierta para cobrar por conmutaciones”, dijo en la entrevista.

Según Butrón Dos Santos, el número de los beneficiados indebidamente sería aproximadamente de más de 200 reclusos. Entre ellos, bandas completas de narcotraficantes a quienes les habrían rebajado hasta 9 años de condena y quienes originalmente no debieron calificar para el beneficio.

El dinero, según el antiguo reo, lo cobraban los apristas Manuel Carrera Toribio y Fredy Vilela Mijahuanca, quienes luego lo entregaban a Chinguel.

PROCEDIMIENTOS INDEBIDOS

“Brasil” detalló que, al comienzo, la comisión aprista sí seguía los procedimientos, pero luego se presentaron casos de autoridades que debían participar y no eran incluidas en el proceso.

“Comenzaron cumpliendo requisitos (...) La comisión sesionaba en el penal pero primero (el preso) hacía una solicitud dirigida al director del penal (de Lurigancho), cosa que no ocurrió. La mayoría de conmutaciones fueron directamente al presidente de la comisión”, detalló.

Los mencionados informes, luego de Chinguel, pasaban al Consejo Técnico, de ahí a la firma del Ministerio de Justicia, luego al secretario particular de Alan García y finalmente al presidente de la República para su rúbrica.

SECRETARIO PRESIDENCIAL IMPLICADO

El procesado brasileño atribuyó gran responsabilidad de la red de narcoindultos al secretario personal de García, el abogado César Candela Jara.

“Alan García se equivoca al decir que revisaba expedientes de madrugada.Candela y yo hemos revisado más expedientes que él (...) Él era quien firmaba y revisaba las conmutaciones. Sé que las revisaba y García, sin ir al detalle, simplemente las firmaba”, añadió.

Por último, aseguró que Facundo Chinguel no era la cabeza de la organización. “Obviamente era un intermediario de alguien más. Él era el que estaba en el cuerpo a cuerpo. Lo que había detrás no sé, pero habían otros niveles”, comentó.

AMENAZAS

Carlos Butrón dijo que salía a denunciar estos hechos luego que fuera sindicado en varios medios como el nexo con los narcotraficantes y querecibiera amenazas de parte de personas que identificó como apristas que, incluso, le ofrecían a comprarle el pasaje de regreso a Brasil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario