jueves, 18 de julio de 2013

Critican que Ollanta Humala se ‘lave las manos’ por ‘repartija’ en Congreso


Critican el acomodo presidencial. Representantes de la oposición cuestionaron que Ollanta Humala no asuma su responsabilidad por la actuación de su bancada en la vergonzosa ‘repartija’ que hubo en el Congreso para cubrir las plazas vacantes en la Defensoría del Pueblo y el Tribunal Constitucional.

Este mediodía, el jefe de Estado, en un intento por sintonizar con el descontento popular, pidió a los cuestionados Pilar Freitas, designada como defensora del Pueblo, y al fujimorista Rolando Sousa, nuevo magistrado del TC, que “den un paso al costado”, pese a que fueron sus mismos congresistas quienes, en bloque, los eligieron.

Al respecto, el aprista Javier Velásquez consideró que, con su actitud, el presidente Humala “se lava las manos”, porque nunca imaginó que se iba a generar una reacción de indignación popular como la que se vio la noche del miércoles.

Advirtió que el mandatario critica a candidatos de otras agrupaciones pero no dice nada de los tres magistrados que está colocando en el Tribunal Constitucional (Cayo Galindo, Víctor Mayorga y Francisco Eguiguren). “Y ahora dice que está decepcionado”, añadió.

“Por primera vez el Tribunal Constitucional es tomado por tres funcionarios del gobierno, la Defensoría del Pueblo estará en manos de un aliado (Perú Posible) del gobierno y en los próximos días el oficialismo tomará el control del Parlamento. Eso afecta el equilibrio de poderes”, anotó.

Frente a esta situación, dijo, Humala debería llamar al presidente del Legislativo, Víctor Isla, para que este convoque a una sesión extraordinaria y se revise el acuerdo que derivó en las cuestionadas designaciones.

En tanto, Víctor Andrés García Belaunde refirió que el presidente reaccionó tras haberse dado cuenta del malestar que existe en todos los sectores políticos y sociales del país. “Esto deja mal parados a todos los que han sido obstinados y tercos en elegir sí o sí a la lista planteada en bloque”, indicó.

Para el legislador pepecista Alberto Beingolea la postura de Humala significa una trampa que el Ejecutivo le tendió al Congreso para desprestigiarlo. “¿Por qué (Humala) no lo dijo antes, por qué esperó que sucedan los hechos para después lavarse las manos?”, preguntó mortificado.

A su turno, el legislador fujimorista Alejandro Aguinaga invocó a respetar las decisión del Poder Legislativo. “Para que funcione una democracia tiene que haber independencia de poderes”, subrayó, tras recordó que ninguno de los candidatos propuestos (incluido Rolando Sousa, carta del fujimorismo) tenía impedimento alguno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario