martes, 17 de septiembre de 2013

Alejandro Toledo: No me corro ni me asilo, pero no me han dejado hablar


El expresidente Alejandro Toledo aseguró que llegó al Congreso de la República con el deseo de hablar sobre el caso que es investigado, pero no dejaron que se pronuncie sobre el caso que es materia de investigación.

El líder de Perú Posible afirmó que no es una maniobra política que no haya dicho nada, pese a que fue la propia congresista Carmen Omonte la persona que solicitó la reprogramación de su presencia en la Comisión de Fiscalización.

Asimismo, indicó ser víctima de un ‘linchamiento mediático extraordinario’ y esa fue la razón por la que suspendió sus actividades en el extranjero y arribó a Lima, junto a su esposa, Eliane Karp.

“He venido para decirle a la Comisión de Fiscalización que discrepo con la decisión que han tomado de abrirme una investigación, he venido a expresarle con mi presencia mi voluntad de colaborar absolutamente con todo lo que la comisión crea conveniente”, aseguró.

Refirió que ni siquiera se le permitió saludar a los miembros del grupo de trabajo que lo investiga, pero pese a ello asistirá al Congreso de la República todas las veces que sea citado, aunque espera que no lo citen mucho por cuestiones económicas.

“No es ninguna maniobra política, pero no me han dejado hablar, le pedí veinte minutos para expresarle veinte minutos mi opinión y mi deseo de colaborar, no me han dejado ni siquiera saludar, ellos tienen sus normas, sus reglas de juego, yo los respetos”, señaló.

Asimismo, descartó que se corra de la justicia del país o esté pensando en solicitar asilo político en algún país del mundo. “Que quede claro, Alejandro Toledo no se corre, no se asila en ningún país, el único lugar donde puede asilarme es en Cabana”, finalizó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario