sábado, 21 de septiembre de 2013

GTA 5: Una historia de ladrones


Dicen que el crimen no paga. A menos, claro, que se trate de Grand Theft Auto, serie de videojuegos que desde 1997 es una máquina de hacer dinero con, irónicamente, historias de ladrones. GTA V, la más reciente entrega, recaudó en su primer día $ 800 millones en todo el mundo, cifra sin precedentes para la franquicia y, posiblemente, para cualquier otro juego.

En esta saga hurtar vehículos, entre otras cosas, es tan común como ignorar el “no matarás” bíblico, todo realizado por un solo hombre cuyas habilidades solo se comparan a su sangre fría. Pero ese es el pasado, pues GTA V tiene tres protagonistas cuyas vidas se entrelazan alrededor de crímenes grandes y pequeños, pero también de secretos.

Franklin Clinton ya no quiere ser un pillo de poca monta, Michael de Santa es un ladrón retirado de vuelta a las andadas y Trevor Phillips es un loco cuyo historial criminal haría sonrojar al mismísimo Atila.

Si GTA IV fue el desencanto del sueño americano visto por Niko Bellic, inmigrante en busca de la “tierra de las oportunidades”, GTA V es el “punto final” de ese sueño; así lo dijo Dan Houser, la mente detrás del juego, al diario The Guardian. Pero también es una sátira social que, entre bromas, muestra aquello que el ser humano conoce, pero prefiere olvidar. Y olvidamos mucho.❧

DATO

Rockstar informa que en sus primeros tres días a la venta Grand Theft Auto V recaudó un billón de dólares americanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario