lunes, 14 de octubre de 2013

Nativos brasileños se suicidan por el robo de sus tierras ancestrales


El índice de suicidios de los guaraníes brasileños es 34 veces mayor al del resto de la población del país. Los motivos de esta alta tasa son la pérdida de tierras ancestrales y los ataques constantes de grupos armados, según Survival International.

Según datos recientes, desde el inicio de este siglo cada semana se suicida al menos un nativo. De acuerdo con el Ministerio de Salud de Brasil, 56 guaraníes cometieron suicidio en 2012, aunque se cree que la cifra real es mayor debido a que muchos casos no se registran, informa la ONG Survival International, que lucha por los derechos de las comunidades tribales del mundo.

La mayoría de los suicidios se dan entre nativos de entre 15 y 29 años: la última víctima conocida era una adolescente de 17 años, y la víctima más joven documentada tenía 9 años.

"Los guaraníes se suicidan porque no tienen tierra. En los tiempos antiguos éramos libres, ahora no lo somos ya", señaló a la ONG Rosalino Ortiz, uno de los miembros de la comunidad de ciudadanos originarios. Los jóvenes no saben cómo seguir viviendo, se desesperan y se suicidan, añade Rosalino.

En los territorios nativos los rancheros sembraron grandes plantaciones de azúcar, soja y alimento para el ganado. Después de la pérdida de sus territorios ancestrales las tribus fueron desplazadas a zonas de la selva consideradas "peligrosas", donde viven en pésimas condiciones y se enfrentan a la malnutrición y otros problemas de salud, así como al alcoholismo.

Stephen Corry, director de Survival International, señala que, desafortunadamente, el caso de los guaraníes no es único: otros grupos originarios de todo el mundo también sufren las consecuencias de haber sido desterrados de tierras que ellos consideran sagradas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario