martes, 8 de octubre de 2013

Obispo del Opus Dei se niega a reconocer a su hija


Mientras el cardenal Juan Luis Cipriani sigue empeñado en la defensa pública del exobispo Gabino Miranda, destituido por acusaciones de pedofilia, un nuevo escándalo alcanza a la cúpula de la Iglesia católica peruana. El programa “Punto final” reveló el caso del obispo emérito Guillermo Martín Abanto Guzmán, quien sería el padre biológico de una niña de dos años y medio a la que se niega reconocer.

Ante la negativa de este prelado del Opus Dei por asumir su responsabilidad, la madre de la pequeña, la psicóloga de 26 años Alexandra de la Lama Luna, decidió denunciarlo ante el Tercer Juzgado de Paz Letrado de Surco. El pasado 15 de junio, el juez le ordenó al religioso que reconozca a su hija.

Abanto habría conocido a De la Lama en la parroquia Divina Misericordia de Surco, donde fue párroco entre 2006 y 2009. Ella contó al juez que en ese ambiente él la habría empezado a seducir. Fruto de esa ‘relación’, el 5 de junio de 2011 De la Lama dio a luz a una niña.

A mediados de 2009, cuando Abanto departía con el entonces papa Benedicto XVI en el Vaticano, tras su designación como obispo auxiliar de Lima, él ya mantenía una ‘relación’ con De la Lama.

Es más, cuando su hija negada ya cumplía un año, él fue nuevamente premiado por Cipriani, pues se le nombró obispo castrense del Perú. Solo cuando De la Lama lo denunció, renunció a este cargo.

DEBE FIRMAR A HIJA

La abogada y excongresista Rosario Sasieta consideró que en este caso no le queda de otra a Abanto que cumplir con firmar a su hija.

“El hecho de que tenga un rango eclesiástico es intrascendente para la justicia. El juez le ha dicho que a él se le ha empezado un juicio por paternidad, y que si no se opone en diez días, le darán un mandato de paternidad. ¿Y cómo se opone? Con una prueba de ADN. Él no se la ha hecho porque sabe que es el padre”, declaró.

El actual obispo emérito está inubicable. De la Lama, por su parte, vive aterrada por las represalias, pues ella trabaja en un colegio religioso.

“Si declaro, me botan. Además, es mi imagen como profesional. Es vergonzoso para mí, desde que les cuento a mis papás esto. Días antes de hacer la demanda les conté; es una historia muy larga”, indicó.

EL DATO

Abanto habría dicho en su defensa que no tuvo una relación sentimental con De la Lama; solo sexo. A ella le habrían propuesto darle una pensión a cambio de su silencio, pero no la aceptó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario