lunes, 23 de diciembre de 2013

¿Chamán Noel?: El mito de Santa Claus echó a volar gracias a los hongos alucinógenos


Como todos los años, la historia de Papá Noel y sus renos voladores formará parte de los relatos navideños, con el "viejo bonachón" recorriendo en su trineo volador todo el mundo en una sola noche, y colándose por las chimeneas para repartir regalos a los niños buenos.

Claro que esta vez la historia podría tener un viraje imprevisto ya que, según una nueva teoría, la fuente que otorga 'alas' a Noel y los renos no sería otra cosa que hongos ‘mágicos’ o alucinógenos

"Santa es el equivalente moderno de los chamanes, que consumían plantas y hongos que alteraban la mente para estar en comunión con el mundo espiritual", afirma John Rush, antropólogo y profesor en el Sierra College en Sacramento, California.

De acuerdo con esta teoría, la leyenda de Santa deriva de los chamanes de las regiones de Siberia y el Ártico que entraban en los hogares de los lugareños con una bolsa llena de setas alucinógenas como regalo a finales de diciembre, explica Rush.

"Según cuenta la historia, hasta hace unos pocos cientos de años estos chamanes o sacerdotes aferrados a las antiguas tradiciones recolectaban Amanita muscaria (el hongo Santo), luego lo secaba, y lo ofrecían como regalos en el solsticio de invierno", relata Rush a 'LiveScience'.

"Debido a que la nieve generalmente bloqueaba las puertas, había una abertura en el techo a través de la cual la gente entraba y salía, de ahí la historia de la chimenea", explica Rush.

No hay comentarios:

Publicar un comentario