domingo, 15 de diciembre de 2013

Qali Warma estimula creatividad en niños de Etnia Nomatsiguenga


Los alimentos ricos en proteínas y vitaminas que entrega el Programa Qali Warma a los escolares de la etnia Nomatsiguenga estimulan su creatividad, ya que a falta de colores y plumones con  mucho ingenio e imaginación utilizan hojas de árboles, raíces, carbón y achiote para plasmar sus dibujos.

Antes de la llegada del Programa de Alimentación Escolar, los pequeños nomatsiguengas de la Institución Educativa 3001-14, ubicada en la comunidad nativa Santa Teresa de Alto Anapati, en el distrito de San Martin de Pangoa, provincia de Satipo (Junín), acostumbraban a desayunar masato, yuca y plátano sancochado.

Ahora, gracias a Qali Warma ellos disfrutan todos los días de desayunos y almuerzos preparados con leche, quinua, maca, avena, pescado y otros alimentos, con los que se mejora no solo su estado nutricional sino que también su creatividad, como lo demuestran a través de sus dibujos, según manifiesta Dante Cherecente Leguía, profesor del cuarto grado de primaria.

“Estos alimentos promueven la formación de hábitos alimenticios saludables y contribuyen a mejorar el desempeño académico de los niños. Ellos no se duermen en las clases y la asistencia es regular”, comenta Linder Córdova, director del colegio, que reúne a 111 estudiantes de entre el primer y sexto grado de primaria. El director agrega que sus estudiantes son bilingües (saben su lengua nativa y el castellano) por lo que reciben clases en ambos idiomas lo que les demanda un mayor esfuerzo de atención.

La vitalidad y energía de los pequeños nomatsiguengas es notoria. Ahora se les escucha pronunciar a diario “Janekijegi Kajigairi”, que quiere decir “niños vigoroso”. También agradecen a sus mamás, quienes son las que todos los días llegan temprano al colegio para preparar los desayunos. “Aroke Antagaisati” (gracias a todos), dicen con una enorme sonrisa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario