viernes, 7 de febrero de 2014

¿Por qué Del Castillo le tiene miedo al informe de BTR?


Megacomisión concluye que aprista habría cometido el delito de encubrimiento al haber promovido la salida del país del marino Ismael Matta, personaje clave para identificar a los ‘chuponeadores’



¿Por qué Jorge del Castillo, secretario general del APRA, critica con tanta dureza al presidente de la Megacomisión, Sergio Tejada? ¿Por qué insiste en que ya fue investigado por el caso Business Track (BTR) y que su presunta injerencia política durante la investigación policial y fiscal es cosa juzgada? ¿A qué le tiene miedo el ex Primer Ministro de Alan García?

En nuestra edición de ayer demostramos que tanto la Corte Superior como la Corte Suprema se pronunciaron exclusivamente sobre los ‘chuponeadores’ de BTR. Además, la reciente sentencia de la Primera Sala Civil respecto a la acción de amparo de Alan García deja en claro que el expresidente “nunca ha sido investigado, procesado o juzgado por el caso BTR”. Por ende, Del Castillo tampoco.

La preocupación del expremier se debe a que la Megacomisión ha encontrado indicios razonables que lo comprometen con la presunta comisión del delito de encubrimiento personal. El informe final del caso BTR señala que Del Castillo promovió, ante los funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores, la salida del país de Ismael Matta Uribe.

En noviembre del 2008, Matta Uribe fue considerado colaborador eficaz en la investigación que venía llevando a cabo el fiscal Walter Milla López. La información que brindó el marino fue clave porque permitió que el grupo de inteligencia “Orión”, de la Dirección Antidrogas, capturara a varios de los ‘chuponeadores’ de BTR.

Sin embargo, nunca se concretó el Acuerdo de Colaboración Eficaz a favor de Matta Uribe. El fiscal Milla López tampoco lo denunció como parte de la organización delictiva que se dedicaba a interceptar las comunicaciones argumentando que el marino “no percibió compensación económica” de BTR a pesar de que el propio Matta Uribe, en su cuaderno de colaboración eficaz, sostuvo que recibía un sueldo mensual por parte de la empresa ‘chuponeadora’.

“Al haberse interrumpido el proceso de colaboración eficaz, el Ministerio Público sustrajo de la acción de la Justicia a Ismael Matta Uribe al no tener en consideración su participación en los hechos materia relacionados con el proceso penal BTR y no haber formalizado denuncia penal en contra de él. Estos hechos favorecieron a Ismael Matta Uribe”, señala el informe.

Pero Matta Uribe no solo no fue denunciado por el fiscal Milla López. Este marino consiguió un trabajo bastante bien remunerado en el Consulado de Perú en la ciudad de Patterson, en Nueva Jersey. Lo mismo ocurrió con Luis Amengual Rebaza, marino que terminó como agregado civil en el Consulado de Perú en Nueva York.

Según el informe, Matta Uribe le habría informado a Amengual Rebaza sobre las interceptaciones telefónicas que realizaba la empresa Business Track y que algunos de los audios comprometerían justamente a Del Castillo.

Ante la Megacomisión, el propio Del Castillo reconoció que Amengual Rebaza fue miembro de su seguridad personal cuando este era alcalde de Lima entre 1987 y 1989. Además, el aprista es padrino del hijo de Amengual Rebaza y padrino de bodas de este marino por lo que existe una relación de confianza.

Y como para quede clara la cercanía entre ambos, en noviembre de 2010 el programa Prensa Libre difundió un video de una reunión en Washington donde participaron Del Castillo y Amengual Rebaza. La cita se produjo en marzo de ese año.

El informe del grupo investigador señala que “Ismael Matta Uribe y Luis Amengual Rebaza fueron irregularmente beneficiados con un puesto de trabajo en una dependencia consular en el extranjero”.


CONSULADOS

El 20 de diciembre del 2008, Matta Uribe y Amengual Rebaza tramitaron juntos su pasaporte. Tres días después, Matta Uribe se presentó ante el Ministerio Público para presentarse como colaborador eficaz. Para la Megacomisión ese hecho podría evidenciar que “para esa fecha ya existía un acuerdo no oficioso al más alto nivel para sacar del país” a ambos.

En enero del 2009, exactamente el 12 de ese mes, el entonces ministro de Relaciones Exteriores, José Antonio García Belaunde, designó a través de una resolución ministerial a Amengual Rebaza al cargo de confianza de agregado civil en el Consulado del Perú en Nueva York. Lo curioso es que dicha resolución no fue publicada en el diario oficial El Peruano. Además, su trámite tuvo el carácter de “urgencia”.

El 23 de ese mes, Amengual Rebaza contrajo matrimonio civil en una ceremonia realizada en la Municipalidad de Surco. Fue testigo de bodas Jorge del Castillo y su esposa. “La finalidad habría sido regularizar la documentación familiar para salir del país, lo que se concretó el 1 de marzo del 2009”, indicó la Megacomisión.

El contrato de Amengual Rebaza como agregado civil en el Consulado del Perú en Nueva York significó un desembolso de 196 mil dólares por parte del Estado.

Respecto a Matta Uribe, este percibió hasta tres veces más el monto del trabajador con más alta remuneración en un Consulado del Perú en Estados Unidos. Recibió entre enero y diciembre del 2010 la suma de 4 mil 500 dólares mensuales. Sin embargo, según documentos del Ministerio de Relaciones Exteriores, su sueldo mensual habría sido de 7 mil dólares.

Ese monto lo mantuvo cuando fue contratado por el Consulado del Perú en Dallas, Texas. En dos años y medio que Matta Uribe trabajó en ambos consulados recibió en total 181 mil dólares. “Sumados ambos (Matta Uribe y Amengual Rebaza), la afectación al erario nacional asciende a 377 mil dólares”, señaló la Megacomisión.

Ante las evidencias, el grupo investigador concluyó que “la contratación de Matta Uribe y Amengual Rebaza habría sido gestionada por el entonces Premier Jorge del Castillo”.

En el caso de Amengual Rebaza por su cercanía comprobada y respecto a Matta Uribe porque el excanciller García Belaunde no descartó ante la Megacomisión que su nombramiento en el consulado peruano en Patterson haya sido por pedido de Del Castillo.

“Lo que daría cuenta de indicios razonables de que el ex Primer Ministro Jorge Del Castillo habría tenido injerencia en la sustracción de la justicia de Matta Uribe y la posterior contratación de éste y de Amengual Rebaza en los Estados Unidos”, denunció el grupo congresal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario