jueves, 13 de febrero de 2014

Rusia restringe la adopción a ciudadanos de países donde el matrimonio gay es legal


El primer ministro ruso, Dmitri Medvedev, ha firmado la orden que prohíbe la adopción de huérfanos por parejas homosexuales de países donde el matrimonio entre personas del mismo sexo está legalizado, así como a ciudadanos solteros de dichos países.

Según el documento, se permite adoptar a los adultos mayores de 18 años de ambos géneros, con la excepción de "las personas del mismo sexo vinculadas en una unión reconocida como matrimonio conforme a las leyes del Estado en que se permite el matrimonio homosexual", así como de los ciudadanos de dichos países que no estén casados.

El documento, que ha entrado en vigor este miércoles, recoge enmiendas a la ley federal aprobada a mediados de 2013 que detalla las normas básicas del Código de Familia de la Federación Rusa.

Las enmiendas buscan "garantizar un desarrollo pleno y en armonía de los niños adoptados y proteger su psique y conciencia de la posible influencia no deseada, así como de la artificial irrupción de la conducta sexual no tradicional, del sufrimiento o de complejos" que, según los legisladores, que se remiten a estudios de psicólogos, a menudo experimentan los niños criados en familias del mismo sexo.

La idea de prohibir las adopciones a las parejas homosexuales surgió en Rusia en 2013, cuando se discutía el tema de la legalización del matrimonio gay en Francia. Finalmente, los legisladores franceses aprobaron el proyecto de ley, a pesar de las protestas. La primera boda en Francia entre personas del mismo sexo se celebró en Montpellier a finales de mayo.

La iniciativa puede afectar a los ciudadanos de quince países donde  el matrimonio homosexual está legalmente reconocido: Países Bajos, Bélgica, España, Canadá, Sudáfrica, Noruega, Suecia, Portugal, Islandia, Argentina, Dinamarca, Francia, Brasil, Uruguay, Nueva Zelanda y parcialmente a EE.UU. (16 estados).

Anteriormente, a finales de 2012, Rusia aprobó la así llamada Ley de Dima Yakovlev que prohíbe a los ciudadanos estadounidenses adoptar niños rusos e impone sanciones contra varios funcionarios estadounidenses. Dicha ley fue aprobada como una respuesta legislativa a la Ley Magnitski de EE.UU., que sanciona a funcionarios rusos supuestamente vinculados con la muerte del abogado Serguéi Magnitski. La ley rusa fue motivada por casos como el de Dima Yákovlev, un niño ruso de dos años que murió en EE.UU. después de que su padre adoptivo lo dejara encerrado en un coche. La justicia estadounidense absolvió a los padres del menor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario