lunes, 3 de febrero de 2014

Tratado de 1929 fija el inicio de la frontera terrestre en el Punto Concordia


El 3 de junio de 1929, mediante el Tratado de Lima, Perú recuperó el departamento de Tacna, que había sido ocupado por Chile tras la Guerra del Pacífico, perdiendo definitivamente Arica. Pero además, este acuerdo fijó la frontera terrestre ente los dos países.

El documento señala textualmente que la frontera "partirá de un punto de la costa que se denominará Concordia" y lo ubica a 10 kilómetros al norte del puente del río Lluta.
Precisamente por este tratado y por no tener nada que ver con la demanda de límites marítimos, la Corte de La Haya aclaró que el inicio de la frontera marítima que ellos fijaron en el Hito N° 1 puede diferir del límite terrestre.

A pesar de ello, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, ha dicho ahora que el triángulo terrestre que está por debajo del hito que fijó la Corte es territorio chileno, lo que ha sido rebatido por  el presidente Ollanta Humala y la canciller Eda Rivas.

El embajador Hugo de Zela Hurtado aseguró que la interpretación que hace Chile es errónea, pues el tema quedó zanjado no solo con el Tratado de 1929 sino por las actas de la comisión mixta demarcadora.

"Esta comisión sostuvo que al no poder colocar físicamente un hito en el Punto Concordia, se haría a cierta distancia de la orilla del mar. Pero eso no invalida para nada el tratado", explicó.

 El representante chileno en esta comisión, Enrique Brieba, propuso trazar el límite siguiendo un paralelo que empiece a 10 kilómetros del puente sobre el río Lluta y desde allí continuar al oeste, es decir, hacia el mar. Esta propuesta fue rechazada por el delegado peruano, Federico Basadre, en vista de que la distancia crecería conforme se llegaba al mar. Los ministros de Relaciones Exteriores de entonces resolvieron la diferencia.

El 28 de abril de 1930 el canciller chileno de entonces envió a Brieba una nota de instrucciones, indicando que el "Hito Concordia" es el "punto inicial en la costa de la línea fronteriza". Asimismo, se menciona que cualquier punto del arco limítrofe debe estar a 10 kilómetros del río acordado. Incluso, precisa que "se colocará un hito en cualquier punto del arco, lo más próximo al mar posible, donde quede a cubierto de ser destruido por las aguas del océano".

Con ese tenor se continuaron los trabajos de colocación de marcas visibles de la frontera y así fue como se colocó el hoy famoso Hito N° 1.

El historiador Antonio Zapata refirió que el documento que  envió la cancillería chilena reconoce plenamente la existencia del Punto Concordia.

"Además, quedó por escrito que colocaron el hito en un punto ubicado a cierta distancia del mar para evitar que sus aguas lo dañen", explicó.


Croquis y Fotos

En la Réplica que Perú presentó en La Haya aparece un croquis que el representante chileno elaboró de puño y letra, en el que se aprecia el arco por el que pasa la frontera terrestre.
Allí se observa que esta línea no acaba en el Hito N° 1, sino más bien prosigue hasta llegar al Océano Pacífico, donde está el Punto Concordia.

Pero además, se incluyó en la Réplica una fotografía, tomada de la Memoria de Enrique Brieba, y que retrata parte de los trabajos de demarcación.

La imagen está titulada como "La Frontera en la Playa"  y en ella se aprecia a un grupo de personas en pleno trabajo de demarcación en la misma orilla del mar.


Arica parinacota

La cartografía chilena hasta la década de 1990 reconocía  que  la frontera terrestre se encontraba en el Punto Concordia.

Así se observa por ejemplo en el Volumen I de la Memoria del representante chileno en la comisión mixta demarcatoria de 1929 y 1930, así como el mapa oficial de Arica publicado en 1966 y en la Carta Náutica de Chile de 1973, entre otros documentos.

Sin embargo, en 1998, Chile publicó un mapa en el que cambió unilateralmente el curso de la frontera terrestre y comenzó a hablar del Hito N° 1 como límite marítimo y terrestre. Esto generó la protesta oficial del Perú.

Luego, en el 2001, colocó una caseta de vigilancia entre dicho hito y la orilla del mar, la que posteriormente fue retirada debido a los cuestionamientos de nuestro país.
Y en el 2006, el senado chileno aprobó una legislación interna para crear la Región Arica Parinacota, en la que afirma que el límite terrestre se extiende "hasta el paralelo geográfico que pasa por el Hito N° 1".

Sin embargo, luego de dos notas diplomáticas enviadas por Perú, la Corte Constitucioal de Chile la declaró inconstitucional y se aprobó una nueva legislación.  

Y ahora vuelven a insistir.  


Hay que priorizar ejecución del fallo de La Haya

 Tanto el embajador Hugo de Zela como el historiador Antonio Zapata señalan que nuestro país debe concentrarse en que se implemente la sentencia de La Haya y no vincularla con el reclamo chileno sobre lo que llama "su triángulo terrestre".

Ambos sostuvieron que no hay dudas de que esa zona es peruana y que existe un tratado que así lo determina.

Indicaron que el fallo de la corte internacional debe aplicarse a la brevedad posible y saludaron que el gobierno peruano haya enviado los buques de investigación a la zona marítima conocida como "triángulo externo" y que ahora forma parte de nuestras 200 millas.

Comentaron que ahora sigue demarcar las coordenadas en base a los puntos que determinó la Corte y más adelante Perú y Chile podrán conversar con mayor tranquilidad sobre el triángulo terrestre que ahora reclama el país del sur.

No hay comentarios:

Publicar un comentario