lunes, 10 de noviembre de 2014

El coche supersónico Bloodhound está casi listo para batir el récord de velocidad


El equipo del Bloodhound SSC, un proyecto que busca batir el récord mundial de velocidad sobre tierra con un vehículo supersónico, afirma que cumplirá su objetivo en el 2015. Un deportivo Jaguar ha colaborado en este ambicioso reto. Descubra cómo.



El actual récord de velocidad en tierra lo estableció Andy Green al volante del Thrust SSC en 1997. En aquella ocasión el vehículo alcanzó los 1.228 kilómetros por hora. 

Sin embargo, según el equipo detrás del coche supersónico Bloodhound SSC, en tan solo unos meses este vehículo podrá alcanzar una velocidad de 1.600 kilómetros por hora, es decir, que será 1,4 veces más rápido que la velocidad del sonido. Green será nuevamente el responsable de conseguir la marca.  

Para lograr romper el récord de velocidad terrestre vigente, Bloodhound cuenta con un socio especial: Jaguar.

De hecho, la semana pasada el Jaguar F-Type R coupé AWD con tracción en las cuatro ruedas llevó a cabo una prueba de alta velocidad vinculada con el proyecto en el desierto de Hakskeen Pan (Sudáfrica).  
   
Según señala 'Marca Motor', se trató de una prueba de validación del equipo de comunicaciones en la que el F-Type fue pilotado en sentido contrario a un avión de reacción para comprobar el funcionamiento de las transmisiones a una velocidad conjunta superior a los 1.000 kilómetros por hora. El 'test', que permitió probar el sistema de comunicación que empleará Green en el Bloodhound SSC, fue todo un éxito. 

El proyecto Bloodhound está liderado por Richard Noble, quien también encabezó el equipo del bólido Thrust SSC. Su construcción se está llevando a cabo en la ciudad británica de Bristol y en 12 meses se pondrá a prueba también en el desierto de Hakskeen Pan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario