martes, 7 de abril de 2015

Escándalo pederasta en el Reino Unido: las víctimas de los políticos podían haber sido de Belfast


Aparecen nuevos testigos en el escándalo de la red de pederastas que supuestamente operó en las altas esferas del poder británico desde la década de 1970 hasta el año 2005. El testimonio de una víctima permite por primera vez vincular las tres presuntas ubicaciones de la red.

La clave de los nuevos detalles en la investigación del caso del círculo de pederastas, en el que supuestamente llegaron a participar miembros del Parlamento británico, es el testimonio de Richard Kerr.

Kerr, de 53 años, declaró en una entrevista para el programa 'Channel 4 News' que había sido uno de los tres chicos trasladados desde el orfanato Kincora, en Belfast (Irlanda del Norte), a Londres. En la capital británica fueron recibidos por políticos y diferentes representantes de la élite en apartamentos de lujo de Dolphin Square y también en un supuesto prostíbulo masculino de entonces, el Elm Guest House, donde los niños sufrieron abusos sexuales. Por la primera vez la Policía ha podido comparar los tres lugares supuestamente vinculados con la red de pederastas (Kincora también está considerado escenario de violaciones).

De acuerdo con Kerr, los otros dos chicos se suicidaron después de sufrir abusos. Scotland Yard sigue investigando el caso y supone que hubo más víctimas que fueron violadas por ministros del gabinete, estrellas del pop, clérigos, jueces y otros miembros del círculo pederasta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario